Salinas de Cáhuil- Sal a la Antigua

Estándar

Las Salinas de Cáhuil están a unos 20 minutos de Pichilemu, y fue uno de los primeros lugares que visitamos, debido a que todos querían comprar la sal de mar que se produce en forma artesanal, oficio que continúa en este pueblo.

El paisaje de las Salinas de Cáhuil es bastante particular, por los colores de sus piscinas o cuadrantes, en donde se realiza la extracción de la sal y que se puede admirar de cerca por pequeños pasillos creados para pasear por las orillas.

A la salida compramos la sal de Cáhuil a un lugareño que nos ofreció 5 kilos en $1.000 pesos. También hay un pequeño puesto de artesanías para llevar algún recuerdo.

Además Cáhuil queda a orillas del estero Nilahue y vi muchas opciones para hacer kayak, además de una pequeña feria artesanal, con un restaurante llamado La Balsa, en donde les recomiendo detenerse a comer unas empanadas hechas en horno de barro.

la foto (1)

https://vine.co/v/OpEhevha01i/embed/simple?audio=1

Anuncios

Islas de Los Uros en Perú

Estándar

Uno de los principales lugares que quería visitar cuando visité Puno, en Perú, eran las Islas de Los Uros, en el Lago Titicaca.

Las Islas de Los Uros, ubicadas a 6 kilómetros de Puno, son artificiales, hechas por sus mismos habitantes, que las crean con juncos, y viven sobre ellas con sus familias.

Al bajar de la embarcación, se siente como la isla se mueve y la familia te recibe al centro, ayudando al guía a contar la historia de Los Uros, detallando sus técnicas para crear cada una y su forma de vivir.

Se puede terminar este viaje con un paseo en las embarcaciones típicas de Los Uros, realizadas también con juncos. Esto se cobra aparte, pero es barato y el dinero es para la mantención de la familia que los recibe.

IMG_1372

El Mercado de Pisac en Cuzco

Estándar

Pisac se encuentra a pocos kilómetros de Cuzco y es uno de los lugares más importantes del Valle Sagrado. Se divide principalmente en 2: el sector arqueológico en la montaña y el Pueblo con su mercado, del cual hablaré en este post.

El Mercado de Pisac es bastante grande, por lo que necesitas al menos 40 minutos para recorrerlo con calma. Al bajar del tour nos dieron el tiempo para recorrerlo y visitar además la Iglesia principal de la ciudad, en la cual aún se hace misa en quechua.

Cuando recorrí el Mercado, me encontré con que además de la feria artesanal de Pisac, hay varias tiendas que venden joyas de plata, que tienen la ventaja de que puedes pagar con tarjeta de crédito.

Como consejo: Siempre regateen los precios, 90% de las veces funciona. Si ves a niños que andan con una alpaca bebé en los brazos y les sacas fotos, debes darles propina.

Pisac